Peugeot Partner se renueva en el Mercosur

Así como si media hermana, la Berlingo, “la” Partner de Peugeot también se renueva. En realidad “renueva” es una forma de decir, pues los nuevos modelos de PSA para el mercado local lo único que hacen es distanciarse más de los modelos europeos y ofrecer a los mercados emergentes alternativas aún caras con escaso trabajo en diseño.

Si quitamos todo el equipamiento y carrocería y dejamos solo el motor, es lo único bueno que podemos sacar de la versión 2010 del utilitario de Peugeot (vale lo mismo para Cintroën).

En 1996 apareció la Partner, utilitario de Peugeot utilizado como vehículo de trabajo (transporte) y tambien como vehículo familiar.

Muchos años después Peugeot renueva su modelo en tierras sudamericanas con cambios estéticos que marcan un retroceso y que nada tienen que ver con la imagen de marca. Dichos cambios se ven en el frontal (juego de ópricas, paragolpes y parrilla). Lo único que se puede recibir bien son sus llantas de aleación de 15″, barras en el techo y antinieblas delanteros y traseros. No así, los protectores de las ópticas delanteras y traseras (que a mi criterio son una tomada de pelo).

En materia de equipamiento hay poco que criticar, pues es muy bueno: aire acondicionado, computadora de abordo, levanta-vidrios eléctricos, cierre centralizado a distancia, equipo de audio con CD y MP3 y equipamiento de seguridad (doble airbag y ABS).

No obstante, a pesar del buen equipamiento, el diseño interior también marca un serio retroceso en materia de diseño.

Como dijismo en un principio, el motor también es bastante descente, no tanto el 1.4 nafta de 75 CV como si lo es el 1.6 HDi de 16 válvulas y 90 CV.

Vía: MotorShow