El nuevo Ka podría llegar a EEUU

Compatriotas argentinos, quiero iniciar con ustedes una campaña de concientización acerca de lo que hacen las automotrices de la región con los consumidores de estas tierras. Lamentablemente no puedo hablar de nuestros hermanos brasileros, pues su mal gusto se ve reflejado en las ventas.

El nuevo Ka, el verdadero nuevo Ford Ka que anda reluciente por las tierras europeas es muy diferente al Ka-rioca fabricado por nuestro país vecino.

ka

Lamentablemente los números acompañan la decisión de hacer un Ka-rioca, pues es éxito. Sin embargo, las empresas automotrices tienen que saber que Buenos Aires no es San Pablo, que nuestra bandera es celeste y blanca y no verdeamarela. Y así también, que nuestros gustos son diferentes.

¿Por que no podemos disfrutar del nuevo Fiesta o del nuevo Ka o de la misma Kuga? ¿Por que el Focus y el Mondeo son los únicos autos de Ford que podemos compartir con Europa? Acaso el segmento medio, el que está al alcance del ciudadano medio, tiene que ser copado por vehículos de calidad y diseño mediocre de industria Brasilera.

¿Que tiene que ver esto con el título de la publicación? Pues bien, en principio es una descarga del autor y seguido a eso es presentar un caso muy particular como el de Estados Unidos.

Quienes conocemos algo de autos, sabemos que el mercado norteamericano es muy especial, donde predominan los motores enormes y los diseños desagradables (los clásicos autos con forma de caja de zapatos).

Luego de la decisión de lanzar el Fiesta en EEUU calmó un poco los ánimos de un fabricante en agonía (como la mayoría de los fabricantes estadounidenses).

Ahora, amedrentado por la alianza Fiat-Chrysler, cuya fusión promete la llegada de modelos “pequeños” (en cuanto a tamaño) ¿por que no pensar en el nuevo Ka? (que dicho sea de paso comparte plataforma con el Fiat 500).

De confirmarse la llegada, no sería raro también que se hagan sondeos en Mexico (lugar donde sería fabricado).

Mientras tanto ¿que queda para el Mercosur o más bien para Argentina?

Vía: Autoblog en español